HOGUERAS ALICANTE TODA LA INFORMACIÓN

HOGUERA OFICIAL   “UN SOPLO DE BRISA MARINA”

 
Esta hoguera obra del artista Jesús Grao,  la componen dos figuras centrales que son una cabeza femenina y un barco, la cabeza que representa una diosa de la antigüedad, en el barco se representarán mediante una serie de ninots dedicados a las culturas que han pasado por Alicante, como la griega, romana o la árabe, representando la escena de la leyenda de Cántara y su enamorado, quien se arrojó por el Castillo de Santa Bárbara dando origen a la conocida “cara del moro”.

También encontraremos guiños al resto de tradiciones y fiestas alicantinas, como la Santa Faz, las hogueras y la gastronomía alicantina.

Sita en: Plaza del Ayuntamiento de Alicante, calle Rafael Altamira



Carteles en inglés y en ruso además de en castellano y valenciano son la última novedad de la Hoguera Oficial, que este año corre a cargo del artista Jesús Grao.

Al tratarse de la Hoguera Oficial, la temática se halla más alejada de la crítica y más centrada en valores y tradiciones alicantinas. Así, las dos figuras centrales serán una cabeza femenina de 17.5m de alto, que representa a una diosa de la antigüedad, y un barco que alcanzará los 15 metros en su parte más elevada y 9.5 metros de eslora. La diosa sopla hacia el barco mientras Neptuno la ayuda atrapando las redes de un pescador para atraerlos a todos hacia el puerto y fundar así la ciudad. Además de la escena del barco, habrá una serie de ninots dedicados a las culturas que han pasado por Alicante, como la griega, la romana o la árabe, esta última reflejada en la escena de la leyenda de Cántara y su enamorado, quien se arrojó por el Castillo de Santa Bárbara dando origen a la conocida “cara del moro”.

También habrá guiños al resto de tradiciones y fiestas alicantinas: La Santa Faz, un ninot vestido de zaragüell y ejerciendo de disc-jockey mezclando la música tradicional de las Hogueras con la música de baile que se escucha por la noche en los racós, y la gastronomía alicantina tendrá su representación a través de un ninot vestido de cocinero que prepara el all i oli.

A pesar de sus veinte años de profesión, Jesús Grao se muestra contento pero a la vez preocupado por la estabilidad de su obra, ya que al tener dos figuras centrales muy elevadas y ligeramente inclinadas, podría encontrarse con algún contratiempo. No obstante, se muestra satisfecho con su trabajo, una obra llena de colorido y tradición, pensada para destacar entre los edificios que rodean al Ayuntamiento y que espera que atraiga la atención de todos los turistas gracias a la cartelería en diversos idiomas.